¿Son las riquezas lo que quiero o solo persigo la ilusión de lo que las riquezas pueden comprar?¿Qué ideas te vienen a la cabez cuando piensas en poder ser millonario? ¿De qué maneras piensas que ello cambiaría o mejoraría tu vida? ¿Qué aspecto cambiarían realmente? ¿La éxito y la felicidad vienen incluidos dentro de estos pensamientos? Si tu respuesta (la honesta, no la que dices para quedar bien) a esta última pregunta es afirmativa, entonces necesitas preguntarte a ti mismo un par de cosas más. Por ejemplo, ¿cuánto tiempo necesitas para alcanzar el éxito y la felicidad tal y como te los imaginas en este momento? Y más importante aún, ¿cuánto te queda de vida?Seguramente fuiste capaz de responder a todas las preguntas anteriores, aunque sea vagamente, menos la última de ellas. Porque esa es la única pregunta que jamás podremos responder con certeza. Entonces, ¿qué garantías tienes de que te puedes dar el lujo de esperar para lograr tus objetivos y ser feliz? ¿De verdad no podemos ser felices sin el dinero? Para responder a esta pregunta, hay que dejar de lado los idealismos y centrarnos en la realidad. El dinero es total y absolutamente necesario para vivir, eso es indiscutible. No se puede ser feliz cuando se tiene el estómago vacío desde hace dos días, o cuando no se tiene un hogar o siquiera una abrigo para protegerse de las inclemencias del crudo invierno. Difícilmente se puede ser feliz cuando no se puede, ni siquiera, satisfacer las necesidades básicas del cuerpo humano. En esto creo que todos estamos de acuerdo; lo debatible es ¿cuánto dinero realmente necesitamos para ser felices? ¿Basta con tener suficiente para cubrir nuestras necesidades básicas o es necesario que alcance para poder costear una vida llena de lujos?Ya tenemos muy claro que dependemos del dinero para poder, siquiera, empezar a pensar en ser felices. Ahora, ¿ qué tanto dinero se necesita para ser feliz y cuál es la verdadera realidad de las personas millonarias?En julio del 2014, el reconocido portal de noticias BBC Mundo publicó un artículo titulado “Los inconvenientes de ser rico”. Para esta publicación, los corresponsales del medio de comunicación acudieron a Quora, un portal de preguntas y respuestas, para obtener consejos sobre si valía o no la pena volverse millonario. La conclusión del reportaje, en general, fue que “Ser rico es mejor que no ser rico, pero no se acerca a ser tan bueno como te lo imaginas”. Para poder entender por qué se llegó a esa conclusión, veamos algunos de los testimonios recogidos en la página web:

x

Hi!
I'm Eleanor!

Would you like to get a custom essay? How about receiving a customized one?

Check it out